Masajes en casa con masajeadores eléctricos: relax y salud

Ventajas de los masajes en casa

Los masajeadores eléctricos te liberan del estrés y de las dolencias provocadas por el trabajo del día a día, sin tener que acudir a un fisioterapeuta. Estos aparatos de masaje te pueden aliviar de manera inmediata en la tranquilidad de tu casa.

La razón de que los masajeadores eléctricos son un gran alivio, es porque activan la circulación sanguínea después de un largo día de trabajo, evitando la formación de venas varicosas o contracturas molestas.

También reemplaza la atención profesional cuando no son lesiones graves, además te ayuda en aquellos casos en los que necesitas relajarte y darle flexibilidad a los músculos. Por todo ello, estarás de acuerdo con nosotros en que es necesario tener masajeadores eléctricos en casa.

¿Ya conoces las ventajas de disponer de tu propio masajeador eléctrico?

Tener masajeadores eléctricos en casa es muy útil porque, después de un largo día de trabajo o la realización de actividades físicas, pueden aliviar los dolores musculares, disminuir inflamaciones y desentumecer.

¿Qué es un masajeador eléctrico?

El masajeador eléctrico es un dispositivo que, por medio de vibración, rotación de rodillos y gracias al calor que transmite, causa un efecto calmante y relajante, además de proporcionar un efecto estimulante sobre las partes del cuerpo afectadas por dolor.

Estos dispositivos pueden funcionar por baterías, por corriente directa o recargable y suelen ser muy utilizados por deportistas y trabajadores con largos horarios laborales. Sus precios pueden variar dependiendo de lo grande y moderno que sea o por su potencia.

Los masajeadores eléctricos

Cómo funciona un masajeador eléctrico

El calor del masajeador eléctrico produce una dilatación de los vasos sanguíneos facilitando así la circulación de la sangre, acelerando la recuperación y mejorando la oxigenación. Además, alivia los músculos tras un ejercicio excesivo o malas posturas.

Gracias a la tecnología a base de frecuencias vibratorias, un aparato de masaje puede emular los masajes realizados por un profesional. Esta tecnología permitió la creación de todo tipo de masajeadores, ahora se cuenta con masajeadores solo para pies o para espalda y cuello.

El funcionamiento del dispositivo va a depender del tipo que sea. Si es un sillón masajeador solo se tiene que encender, sentarte y regular la intensidad. Mientras que si son dispositivos manuales, se tiene que encender, programar y colocar en la zona afectada.

Ten en cuenta que algunos niveles pueden ser muy bruscos para lugares delicados como arterias en la región anterolateral del cuello.

Beneficios de usar un masajeador eléctrico

Usar un masajeador eléctrico tiene muchos beneficios para las personas que llevan una vida muy agitada o solo sufren problemas de circulación. Por lo tanto es importante disponer de este aparato, pues es como tener masajes profesionales en casa. Entre los mejores beneficios se encuentran los siguientes:

  • Los masajeadores manuales tienden a disipar ondas con una frecuencia aceptable para que diariamente puedas moldear la grasa adherida a zonas indeseables, un buen ejemplo de esto serían la reducción de celulitis en los muslos.
  • Al estar mucho tiempo en la misma posición la sangre tiende a acumularse en ciertas zonas, si estás de pie mucho tiempo, es normal que se acumule en piernas causando dilatación venosa (varices). Un masajeador fomenta la circulación disminuyendo esta patología.
  • Comprando un masajeador manual ahorras dinero, pues no tienes que asistir cada cierto tiempo a un profesional para que te den masajes.

¿Cómo usar un masajeador eléctrico en casa?

En casos de dolor, tensión o contracturas leves es recomendable comprar un masajeador eléctrico. Existen diferentes tipos de masajeadores, dependiendo el lugar donde está la lesión. Los hay de cuello, de cuerpo completo, de piernas, de pies, de cabeza, entre otros.

Si sufres de dolor muscular, trata de que cuando te des masajes en la zona afectada siempre sea a favor del músculo. Es decir, si el músculo tiene una posición vertical la manera en que se debe dar el masaje es en dirección de arriba hacia abajo, nunca lateral ya que puede complicar una lesión.

Y, si te gusta cuidarte, pásate por nuestra sección de fitness. El deporte siempre es una buena opción. Tenemos bicicletas estáticas y de spinning y cintas de correr y andar a precios fabulosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *